✍ La cultura de Weimar. La inclusión de lo excluido [1968]

Teoría de la historia

Si el siglo XX fue el de los extremos, según la famosa expresión de Eric Hobsbawm, la República de Weimar (1918-1933) los experimentó casi todos. Surgida del colapso del Imperio tras la debacle alemana en la I Guerra Mundial, sacudida en sus inicios por conmociones revolucionarias y presiones conservadoras o militares, y pronto sumida en la hiperinflación de 1923, acabó corroída por la inestabilidad política, agobiada por las reparaciones que exigían los aliados y, al fin, desmantelada por los efectos de la gran crisis económica de 1929. Guerra y revolución, crisis y contrarrevolución fueron los signos alrededor de los que gravitó durante sus catorce años de existencia. El ascenso al poder del nazismo marcó su hundimiento, y el inicio de un período aún más trágico y siniestro para el mundo entero. Pero la República de Weimar, que recibió su nombre de la ciudad donde se proclamó su constitución (porque Berlín no…

View original post 386 more words

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s