ITSASOKO URA/AGUA DEL MAR

 

 

René Quinton nació el 15 de diciembre de 1866
en Chaumes, Brie, Francia.
Hijo de un médico y alcalde de la ciudad,
Quinton no recibió formación
científica particular alguna, sin embargo era
un autodidacta sumamente
culto que estaba al tanto de los principales
avances y descubrimientos
científicos de su época. Después de estudiar
letras y hacer algunos
cursos en el Museo de Historia Natural, comenzó
su peculiar y genial
carrera en el ámbito científico que
revolucionó los paradigmas de su
época. Tanto así que la academia francesa de
ciencias no dudó en decir
que después de Darwin, nadie sino Quinton había
hecho aportes tan
relevantes en el campo de la biología.
A principios del siglo XX René Quinton tuvo
un gran éxito sanando todo
tipo de enfermedades mediante la utilización de
agua de mar, recolectada
y almacenada bajo unas condiciones físicas
determinadas.
Básicamente, postuló que *la vida se originó
en el mar, y que cada
cuerpo humano es como un pequeño océano en el
que flotan las células*.
Si este océano interior mantiene sus
condiciones físicas (es decir, su
ph, salinidad, temperatura, etc…) similares a
las primigenias, el
conjunto del cuerpo se mantiene en un estado de
equilibrio natural, que
es lo que llamamos salud. Y al contrario, si se
presenta una carencia o
un desequilibrio en estos factores, se dificulta
(o llega a impedirse)
el funcionamiento normal del conjunto del
organismo, que es el estado
que llamamos enfermedad.
El método de trabajo de Quinton se basaba en
recolectar agua marina a
una profundidad determinada, para así
garantizar que el plancton y los
microorganismos la hubieran pre-digerido y
transformado en plasma biológico.




Este agua-plasma se filtra en frío para
eliminar posibles impurezas (no
se calienta, para que no pierda sus propiedades
vitales). A continuación
se le añade agua destilada hasta rebajar su
salinidad al nivel de la
sangre humana, ya que Quinton pensaba que el mar
primigenio donde se
originó la Vida tenía menos concentración de
sal que el promedio de los
océanos actuales. Finalmente, el plasma
isotónico así obtenido se
almacena en recipientes de cristal sin partes
metálicas y sin ningún
tipo de aditivos ni conservantes.
Los primeros experimentos de Quinton con
animales demostraron que *se
puede sustituir toda la sangre del cuerpo por
plasma isotónico*. El
animal no sólo sobrevive a la operación, sino
que muestra más vitalidad,
salud y vigor que nunca.
plasma marino
*
El plasma isotónico es la única substancia
conocida, aparte de la
sangre, en la que pueden vivir los glóbulos
blancos*. La industria lleva
décadas produciendo sueros artificiales, que ni
de lejos se han podido
aproximar al nivel de eficacia de este plasma
natural.
Las teorías de Quinton nos daban una visión
del origen humano y de la
salud basadas en la Vida y en el equilibrio
holístico. En cambio la
Teoría de la Evolución atribuida a Darwin y la
Teoría de los Gérmenes de
Pasteur (que en aquellos años competían
intelectualmente en igualdad con
las ideas de Quinton) se centraban en la
competividad, en la lucha, el
desequilibrio y la Muerte. El plasma de Quinton
fortalecía el organismo
en su conjunto. El suero de Pasteur (las
vacunas) intentaba aniquilar un
tipo de microorganismo concreto declarado
enemigo, era específico y por
tanto no servía para destruir otro microbio
diferente (ni las
fantasiosas “mutaciones” derivadas del
supuesto enemigo).
Pronto el plasma de Quinton curó un gran número
de enfermedades que se
habían creído incurables, y que la medicina de
su tiempo y las técnicas
de Pasteur simplemente no sabían ni podían
tratar. Todos los casos se
solucionaron con pleno éxito. A su muerte,
Quinton estaba considerado en
todo el mundo como un gran benefactor de la
Humanidad, y fue homenajeado
por un gran número de Jefes de Estado, por
militares, médicos,
intelectuales, etc…
aquon
René Quinton, Recuperacion de la salud con agua
de mar.
agua de mar
quinton

[El Agua de Mar tiene cualidades
terapéuticas muy beneficiosas para
el hombre que eran conocidas ya en
la Antigua Grecia. Siguiendo la máxima
de Eurípides: “El mar cura todos
los males de los hombres”, médicos
y científicos de todo el mundo han
recetado el uso de Agua de Mar a sus
pacientes para diversos tipos de dolencias.]

					
Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s